Aprender y disfrutar catando vinos

Reforzar la cultura e incrementar el placer es lo que pretende el Centro Cultural del Vino con este sencillo método de cata. Algo tan sencillo y, a la vez , tan ameno como

agudizar la innata sensibilidad tanto del aficionado como del neófito para disfrutar con

el apasionante mundo sensorial del vino. 

Este sencillo y práctico método de cata esta diseñado siguiendo los parámetros de la 

experiencia profesional de acuerdo con la cata comparativa de vinos. Sin embargo, las prácticas de cata que aquí proponemos se rigen bajo un criterio pedagógico y de ocio

para que el aficionado descubra aquellos vinos que más le gustan mediante la simple comparación gustativa.

Catar ó degustar un vino son dos conceptos deferentes, pero en ambos es algo más que simplemente beberlo. De hecho , es penetrar en todos sus secretos, donde el color, el aroma, el sabor, e incluso las sensaciones táctiles que produce el vino desvelarán la naturaleza y las cualidades de una botella frente a otra.

En nuestro Centro les proponemos realizar una serie de diferentes catas comparativas 

entre amigos, conocidos o la familia, algunas de ellas inspiradas en la más pura cata profesional, pero anteponiendo siempre esa prioridad al ambiente relajado, lúdico y hedonista, así como la degustación por placer, sin olvidar que su continuada práctica también incrementará su cultura vitivinícola.

El arte de la degustación no es misterioso ni siquiera puede considerarse complicado.

Con un poco de buena voluntad y con nuestra ayuda, saber degustar un vino está al alcance de todos. De hecho ,la principal diferencia entre el acto de beber y degustar puede llegar a ser tan sencilla como el de oír y escuchar. Es evidente que la sensibilidad puede variar de una persona a otra, pero saber apreciar la cualidad de los vinos es más una cuestión de experiencia que un don natural. Ante todo , relájese, disfrute, y con la cata de hoy , subiremos un peldaño más en este intrigante mundo del vino.